El faro de los estudiantes

Faro-Moncloa1

Si te gusta deambular por la poco-acogedora-una-vez-entrada-la-noche Ciudad Universitaria, si eres aficionado a la botellona que se monta los jueves delante de la Delegación del Gobierno, si pasas tantas horas en esta santa casa que ya te hasta te planteas ir a clase con un saco de dormir, si eres alumno de navales y lees estas líneas porque estabas estudiando cálculo y una cosa lleva a la otra, si… VALE, YA. El caso es que habrás notado que algo ha cambiado a la altura del Museo América: está todo más limpio, hay más actividad de gente no relacionada con la universidad… Ah, bueno, sí, y desde hace unos días todo está mucho más iluminado por una luz divina (un premio de poesía por aquí, por favor).

Y es que la Torre de Iluminación y Comunicaciones del Ayuntamiento de Madrid… ¿eh? El Faro de Moncloa. ¡Ah! Déjame terminar: El dichoso pirulí vuelve a estar encendido. Bueno, a ver, encendido pero a la española, con 7 u 8 focos fundidos en menos de quince días de funcionamiento. Va, ¿pero a mi qué? ¿Cómo es eso de que “reabre”, no lleva ahí la tira de años? Sí, pero vayamos por partes. Si alguna vez has querido ver Madrid desde muy arriba el Faro nos ha brindado dicha oportunidad desde su apertura en 1992. Bueno, aunque ha estado cerrado desde 2009 por movidas relacionadas con la seguridad y el bienhacer, ya que tenía algún ínfimo defectillo como los calambrazos provocados por la electricidad estática en la escalera. Eso sin contar lo de las planchas que salían volando cuando la terminaron, ya sabes, cosas que pasan cuando te olvidas de que te llevabas una en los cálculos.

Todos nos preguntamos para qué sirve este chisme de 110 metros. Son varias las especulaciones: farola-gigante señalizadora para alcoholizados, posible platillo extraterrestre mal aterrizado, o tal vez una especie de metáfora para intentar demostrar “el qué de quién manda aquí”.

Las elecciones son en unos meses: Eso no tiene nada que ver con todo esto pero lo dejamos caer por si alguno no estabais al tanto y lo de la torre os ha despistado. A lo que íbamos, aparte de disfrutar de la bienvenida iluminación del trayecto desde navales hasta Moncloa podremos subir a la torre en un mes para contemplar Madrid con todos sus defectos y virtudes por el módico precio de 3€ (el equivalente a bocata de tortilla y pimientos + Coca-cola).

Y ahora viene nuestra parte favorita. La reapertura la llevará a cabo nuestra querida Anne Bottle. Seguramente sus palabras serán algo como: “a relaxing faro medio fundido with views a la contaminación in Moncloa”.

Veamos si esta vez el Faro será capaz de guiar a aquellos estudiantes que somos de pocas… luces…

Kevin Lucas Esparseil y Sara A. Urtiaga

Anuncios

Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s